Y LES DIJO: ID POR TODO EL MUNDO Y PREDICAD EL EVANGELIO A TODA CRIATURA MARCOS 16:15

viernes, 24 de agosto de 2012

Iglesia construida en La provincia



"Doy Gracias a Mi Gran DIOS que me llamó a darles atenciones a Herman@s que viven completamente desamparados de Gobierno, Concilios, etc. Esta Humilde Iglesia fué construída en Los Guineos de La Provincia de Monte Plata, RD; por Nuestro Ministerio; no se cansan de dar Gloria a Nuestro Señor porque se han dado cuenta que ÉL si que no los abandona, siempre llega a la Hora Indicada."
¡La ayuda está ...
en camino;
—Apocalipsis 2:13
Cuando 33 mineros quedaron atrapados bajo la tierra en lo profundo de una mina en Chile, me pregunto si se habrán sentido totalmente perdidos y condenados a una muerte lenta y dolorosa. ¡Imagina la alegría que habrán sentido cuando recibieron un mensaje del exterior diciendo que sabían exactamente dónde estaban y que ya había empezado el proceso para rescatarlos!
Hay momentos en la vida cuando nos sentimos atrapados en un lugar realmente malo. Ansiosos y completamente solos, nos desesperamos al pensar que no tenemos salida y que nadie comprende en qué situación se encuentra nuestra vida.
Pero, en esos momentos, debemos recordar las consoladoras palabras de Dios a los primeros cristianos que estaban atrapados en un mundo donde la presencia de Satanás dominaba a todos los que los rodeaban: «Yo conozco dónde moras» (Apocalipsis 2:13).
La situación de ellos no había pasado desapercibida para su Padre celestial. Si permanecían fieles a Él, el Señor los sostendría hasta el momento de rescatarlos y llevarlos a salvo al hogar celestial (v. 17).
La realidad de que Dios sabe dónde estás y de que es plenamente consciente de la situación difícil en que te encuentras brinda la confianza y la fortaleza necesarias para vivir para su gloria. Así que, cobra ánimo. Recuerda las palabras consoladoras del Señor. ¡La ayuda está en camino!
"Nuestra mayor esperanza aquí abajo es la ayuda de Dios desde arriba. (Joe Stowell)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario